Resumen y broche del 2009

Se acaba el año. Momento para echar la vista atrás y ver qué tal ha ido. Año ni bueno ni malo. Dicen que hay que quedarse con lo positivo, olvidar lo malo, etc, etc. Aún así, hay que fijarse en todo, corregir errores e intentar que todo sea mejor. Siempre he pensado que hacer esto en fin de año es un signo de debilidad. ¿Por qué hoy y no ayer? ¿Qué diferencia hay? Lo considero un punto de inflexión, algo distinto.

El año comenzó bien, de cotillón con los amigos. Los exámenes – primeros de mi vida universitaria – de febrero no tan bien como en año, aunque había margen de mejora. Durante la primavera, esa que la sangre altera, nada que destacar. Días y semanas que pasaban entre rutina y algún que otro nuevo descubrimiento. Pero el verano… ¡ay el verano! Por lo general, el mejor suele ser ese en el que se termina el instituto: fiesta, viaje con los amigos de colegio, nada que hacer en 4 meses, entrada a la universidad… pero no, tengo que catalogar como el mejor verano de mi vida el de este 2009. Un viaje por Europa de más de tres semanas y ser el cachibirrio en las fiestas del pueblo, tiene la culpa.

El viaje no tenía nada preparado. 5 locos cogimos la mochila un 2 de julio y dijimos: ¿nos vamos a recorrer Europa en tren? Dicho y hecho. El día 3 salíamos de Logroño con destino incierto. Claro, pasó lo que tenía que pasar y es que para cuando conseguimos enterarnos de cómo iba el asunto, había pasado más de una semana y nos encontrábamos en Amsterdam tras pasar por París, Bruselas y Brujas. Por delante quedaban: Berlín, Praga, Viena, Venecia, Niza, Mónaco… Nada esperanzador. Sin embargo, como somos tíos de recursos, no se nos dio tan mal y aunque echando la vista atrás se podrían cambiar muchas cosas, fue como tenía que ser. De locura. No lo cambiaría por nada. Aprendimos mucho y creo que ha todos nos cambió un poco la vida tanta experiencia vivida en tan poco tiempo.

Al poco de llegar del viaje, tocaba prepararse para una de las mejores experiencias de mi vida. Sin duda. Cachibirrio de Villavelayo. Tres días en fiestas del pueblo en los que tú eres el jefe. Eso no es lo importante. Lo mejor de todo es que todo el mundo está contigo, todo el mundo te habla, es simpático, incluso ligas más. Hacer la diana de casa en casa y acabar aplaudido en la plaza tras 4 horas de baile ininterrumpido, es algo inolvidable. Mi madre lloraba, mi hermana lloraba, mi abuela lloraba, mi prima lloraba… yo no pude aguantar más, en cuanto me quedé a solas con mi padre rompí a llorar. Me dio un abrazo y él tampoco pudo contener las lágrimas. Demasiadas emociones concentradas. Yo no quería que aquello acabara nunca. Los últimos bailes sabes que son los últimos de tu vida, ya no se volverán a repetir y eso es un subidón de adrenalina incomparable a cualquier otra cosa.

Tras las fiestas y ganar otro torneo de fútbol con la elástica vilaya – tercero para mí – el resto del verano fue algo más regular. Había que estudiar y en cuanto se acabaron los exámenes llegaron los sanmateos. Como siempre. Toros, borracheras, fútbol, degustaciones, pisado de la uva…

El regreso a Madrid en octubre para estudiar fue algo más duro que de costumbre. Me encontré mal durante un tiempo pero gracias a mi gran amigo David, los dos conseguimos poco a poco levantar el vuelo y ya parece que todo marcha. Veremos – dijo un ciego – en el año venidero.

Creo que ese es el gran resumen del año: curso, fútbol, interraíl, cachibirrio y que de chicas… mal, como siempre. Ya no me preocupo.

Anuncios

Publicado el diciembre 31, 2009 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: